.

.

.

.

jueves, 14 de enero de 2021

CADENA DE ERRORES

Así podemos definir todas las decisiones que ha tomado la actual dirigencia del club Chacarita Juniors desde hace tres años y medio hasta el momento en materia futbolística, que es donde apunto básicamente en mi comentario. 
Allá por mediados del 2017, el Funebrero se encontró con un ascenso un tanto impensado por como se venían dando las cosas en aquel torneo de la B Nacional. 
Era el momento justo para aprovechar la gran oportunidad, no sólo para consolidarse en Primera División (sitial que le corresponde por historia y tradición), sino también para intentar tener una participación en alguna de las Copas internacionales, materia pendiente de la institución por diversas cuestiones que no viene al caso tratar ahora. 
Y no era para nada descabellado pensar en eso, cuando está presente el ejemplo de Argentinos Juniors quién justamente ascendió en dicho torneo junto a Chaca. 
Pero la CD hizo todo lo contrario y más. 
Porque el equipo que se armó para competir en la Superliga se fue al descenso antes de comenzar la primera fecha. 
Con un técnico que no se queria quedar en el club luego de haber obtenido el ascenso (Coyette), trayendo jugadores que no estaban capacitados para jugar en Primera o, si lo estaban, como en algunos casos, o vinieron lesionados (Erbes) o directamente no jugaron (Campestrini). 
Si hasta no se contrató un número 9, algo insólito, que fue emparchado cuando ya era tarde y por una cuestión de tipo reglamentaria (Matos). 
Renunció el DT y cuando existían claras posibilidades aún de salvar la categoría, se contrató a un reemplazante que pasó por el club "sin Pena ni gloria", tal como su pasado como jugador. 
Obviamente Chacarita descendió pero faltaba la frutilla del postre. La vergüenza que significó la eliminación de la Copa Argentina, dando lástima a través de la TV (0-3 frente a Maipú de Mendoza). 
A barajar y dar de nuevo. 
Y otra vez la dirigencia se equivocó. 
Pensaron que contratando un DT que como jugador dejó cosas importantes, siendo muy querido por la gente, el socio y el hincha iban a estar más que contentos con dicha elección. Nada más alejado de la realidad, ya que el nuevo técnico (Vivaldo) trajo jugadores de categorias menores y que nunca estuvieron a la altura de las circunstancias. 
Por si esto fuera poco se fue en controversia con la CD, con declaraciones polémicas que siguen vigentes aún hoy día. 
Claro, a todo esto uno se pregunta ¿la subcomisión de fútbol sabe algo de fútbol? Y la respuesta amigo lector es muy sencilla y está basada en otra pregunta: ¿de qué subcomisión de fútbol hablamos? 
En Chacarita Juniors eso no existe y ahí se sustenta el comienzo de todos los males. Y todo esto, sin profundizar el tema de ciertas transferencias de jugadores al exterior poco claras y nada transparentes (Mellado, Rodríguez). 
A partir de ese momento, año 2019, el club futbolísticamente se fue sumergiendo cada vez más en un pozo en el cuál estos  dirigentes parecía que estaban encaprichados en enterrarlo definitivamente. 
Y vaya si lo lograron. Contrataron un ayudante de campo como DT (Pisano) que trajo un arquero porque lo vió atajar bien en un amistoso (Cuerdo). Increíble pero real. 
No duró mucho desde ya. Ramón Santamarina de Tandil le brindó la despedida en San Martín (0-3) al poco tiempo de comenzado el nuevo torneo y las circunstancias del destino quisieron que dicho club fuera el verdugo también del nuevo DT (Bianco,1-2 en Tandil) que hizo lo que pudo con un equipo que no era para nada competitivo en la segunda categoría del fútbol argentino. 
Demás está decir a esta altura que Chacarita ocupaba siempre los últimos escalones de las tablas de posiciones, con el descenso apremiando, una vez que se le fue el mejor promedio.
Pero en la última temporada tuvo un golpe afortunado. La AFA decretó la suspensión del descenso por promedios y eso fue un aliciente para Chaca que venía en caída libre con ese tema. 
Pero faltaba más aún. 
Tenía que venir un nuevo DT (¿ya son muchos en tan corto tiempo , verdad?) y se contrató a una persona que tenía un nombre de cierto prestigio como jugador y en menor medida como técnico (Biaggio), cuya llegada ilusionó a propios y extraños. ¡Vaya equivocación!.
Lo más notable de todo, es que la pandemia que afectó al mundo entero y que cambió la vida normal de cada uno de nosotros fué una especie de bálsamo si se quiere en lo que hace a la conducción dirigencial y técnica de la institución. 
En cuanto a lo primero, a comienzos del mes de julio estaba previsto el acto eleccionario del cual era más que probable se hubieran renovado las autoridades. Todavía no ha sucedido nada al respecto y continúan al frente los mismos inoperantes de siempre. 
Con respecto a lo segundo, al DT si hay algo que le sobró fue tiempo para trabajar, primero de manera virtual y luego presencial..
El formato del nuevo torneo engendrado por AFA le brindaba a Chaca una nueva oportunidad. Contratación de jugadores que nadie conocia, en un número por demás significativo (15) que más que refuerzos hoy día son un problema por la fechas en las cuales se extendieron dichos contratos, con personas que nadie le conoce ni la cara (Aparicio, Vignatti), con un cuerpo técnico que con el correr de los meses se fue agrandando de la misma manera con mayor participación de personas y con un DT totalmente perdido, sin rumbo , saltando a la cancha con equipos que nunca tuvieron una base fija y mucho menos una identidad de juego definida y hasta haciendo entrenar en amistosos a un jugador que habia retornado all club luego de su préstamo, pero que insólitamente no estaba habilitado para jugar (Alderete). 
Y menos mal que una vez más otra decisión terminó de favorecer al club, la cual fue la supresión de los descensos en todas las categorias. Chacarita Juniors terminó último en su zona y recién obtuvo su primer triunfo tras el alejamiento del "Pampa",que dicho sea de paso resultó tan desprolijo como todo lo anterior (¿renunció o le sugirieron que se vaya?). 
Un apartado especial en cuanto a sus números, que lo dicen todo: Obtuvo un 29% de eficacia, que resulta de dividir los 7 puntos que obtuvo sobre los 24 que estuvieron en juego. 
El comienzo del año 2021 lo encuentra una vez más , como tantas veces, a Luis Marabotto como técnico interino y tratando de salvar lo poco que queda después de un naufragio. 
Sonará irónico, pero Chaca está invicto durante el presente año al cabo de dos presentaciones (empate y victoria). 
Una vez más , esta gente que comanda la institución, tiene un nuevo mazo de cartas para repartir. Pero ojo, la  oposición también tiene que participar y no sólo criticar de palabra (preparándose adecuadamente por si llega a ser gobierno), porque el club es de todos los socios y no de una minoría que hace lo quiere. 
Sólo deseo que, por el bien y la grandeza de Chacarita Juniors que está por encima de intereses personales y egoístas, de una vez por todas las cosas se traten de hacer bien, o al menos de la manera más prolija y ordenada posible. ¿Es mucho pedir?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo